Moviendo Muebles

Lo interesante de un vulgar viaje lejos de los lugares comunes es que se convierta en un movimiento de los muebles de la cabeza. Subirse al armario de los prejuicios y del miedo a la gente y tirarse desde arriba. Abrir nuevos huecos entre el mueble de los complejos y la vitrina de los pequeños éxitos. Redecorar, en definitiva, nuestra linda cabecita.

Aprovechando lo manirrotos que nos volvemos al viajar, se puede hasta adquirir algún mueble nuevo. Tampoco es cuestión de renovar completamente el mobiliario y tirar los muebles viejos aprovechando que no estás en tu lugar común. Dejarle a otro el marrón de recogerlos alivia, pero luego se corre el peligro de que te los devuelva pintados de rojo rencor, color que combina muy mal con una cabeza bien amueblada.

El truco del almendruco está en saberse organizar los muebles y tener un poco de síndrome de diógenes; cuantos más muebles mejor y si hay que poner sillas encima de armarios y el sofá al revés para hacer hueco no pasará nada. Mientras sigamos recordando para qué sirven las sillas y porqué nos gusta tanto el sofá no perderemos la cabeza. Además, nunca se sabe cuando te van a hacer falta. Tirarlos sin estar seguro suele causar arrepentimiento.

Movimientos estratégicos ajedrezados

Hablar de muebles es más interesante que hablar de cortinas. Que alguien te enseñe cómo tiene su cabeza amueblada es aún más atrayente. Es soprendente descubrir que la gente no ha amueblado igual que uno mismo. Es la fascinación infantil de lo diferente: de pequeño, crees que todo el mundo utiliza el mismo abrelatas que tú o que beben la misma marca de leche o que su casa huele igual que la tuya…

Pero, a veces esa suposición infantiloide se hace realidad y encuentras a alguien que tiene su cabeza amueblada con muebles parecidos a los tuyos y casi con la misma distribución. A veces, es como para quedarse a vivir en cabeza ajena. A veces, hay quien no sabe diferenciar entre los muebles propios y los ajenos. A veces, bastantes veces, hay quien se olvida de su cabeza y tira sus muebles para ser inquilino en cabeza ajena. Y ya se sabe, ser inquilino es estar a expensas de la voluntad del arrendador y además es tirar el dinero. Va ser por eso que la gente compra en lugar de alquilar.

¿Alguien sabe dónde venden cabezas amuebladas?

Beis

Fulanito D.T. pasó sus primeros años de matrimonio en completo desasosiego hasta que descubrió dos cosas; una, que beis también se escribía beige y dos, que en realidad el dichoso color – que llenaba a todas horas la boca de su mujer – era igualito que el “color carne” de las plastidecor de su infancia.

Plástico tirado

Tras esta epifanía, tuvo que distribuir su odio entre el “color carne“, su mujer y él mismo.

Banda Sonora recomendada:
“¿Dónde se habrá metido esta mujer?” x Julián Hernández – … y todo es vanidad. Homenaje a Javier Krahe (2004)

Letras amusiK.das – Toda la Puta Vida igual

Blasfemando en el vórtice del universoEn Sr.K también tenemos espacio para la pseudoposeía, perdón, pseudopoesía en forma de letras de canciones sin música que nadie conoce y que salen de los lados sanos e insanos de nuestra cabeza. Humilde muestra en público de los papeles que se apilan en la montaña de pendientes.

Hoy, con todos ustedes una letra de momentos oscuros en ratos tenebrosos. No se asusten, es sólo rocanrol (con licencias métricas), pero nos gusta.

TODA LA PUTA VIDA IGUAL

Toda la Puta Vida Igual.
Congelado antes de actuar.
Derrotado antes de luchar.
Toda la Puta Vida Igual.

Te tiembla la voz, bajas la mirada.
Tanto que decir para no decir nada.
¿Es miedo? ¿Acojone? ¿Tal vez hemorroides?
Llueven tantas hostias ¿No sabes de dónde?
El dolor purifica el estado del alma.
La automutilación es dolor para nada.

Y es que mucho pensar te ablanda el cerebro
y te atrapa en un mundo que no es verdadero.
Cayendo en barrena antes de despegar.
Torpiezas con todo antes de caminar.
Toda la Puta Vida Igual.

Toda la Puta Vida Igual.
Congelado antes de actuar.
Derrotado antes de luchar.
Toda la Puta Vida Igual.

Estás tan parado que ni se te ve.
Tan escondido de tu propio ser
que aunque quieras salir a la luz
nunca serás realmente tú.
¿Qué te ayuden? ¿Quién te va a ayudar?
Si no gritas, ¿quién se va a enterar?

No te asustes de ese tío tan feo.
Sólo eres tú con careta de miedo.
áMaldita autocompasión!
Te ha convertido en un mamón.
Toda la Puta Vida Igual.

Toda la Puta Vida Igual.
Congelado antes de actuar.
Derrotado antes de luchar.
Toda la Puta Vida Igual.
FIN de la primera Letra amusiK.da. Habrá más y de mejores humores.

Bodysnatchers maquinales

Cabeza flotante y asombrosa máquina con una bombilla gigantePulsar para ampliar imagen
Safe Creative #0811091266493

Tengan una cosa clara y es que esta cara no es de terror, que es de furia. Como de poderoso caballero.

Mírenlos, tan iguales. No se enfrentan. Sólo se chocan como amebas en caldo primigenio o como coches de juguete a pilas la mañana del día de reyes.

Pero, esa máquina… no está bien que exista. No, no y no. Todos somos uno y uno somos todos, pero esta máquina ni es ni uno ni es todos. Sólo es máquina y nosotros no. Es envidia metálica y frustración por choque entre lo inerte y lo cálido.

FIN

De la serie: Compostages*, serie de collages fotográficos de lugares irreales acompañados de textos casi más extraños que las imágenes en sí.

Banda Sonora recomendada:
“Ciempies” x Josele Santiago y sus menudencias – Loco encontrao (2008)

* Composiciones recuperadas de los inicios (1999-2000) del autor de Sr.K con el Photoshop remasterizadas para internet .

Créditos de los elementos de la composición:

  • Cara-que-todo-lo-ve, captura de la película The invasion of the bodysnatchers (1956)
  • Fotografías digitales y analógicas de Caín Santamaría – cainSan.com (1998 – 1999)
  • Dentadura escaneada una publicidad de una clínica dental de Vizcaya (1999)

Goce estetico (que no estético)

Ji, ji, ji. Lo admito. Hoy te he mirado el escote. áBuf! No pensaba que lo lucías tan bien y tan dignamente. Es lo que tenemos los tíos, que no nos fijamos, pero hoy estaba ahí, enfrente. Yo de pie, tú sentada. Lo he gozado.

Peonzones blanquinegros

No. No nos confundamos. No ha sido nada lascivo. Ha sido puro goce estetico, perdón, estético. Tan bonito, como para acunar la cabeza. Redonceces bonitas y suaves a primera hora de la mañana. Ha sido como despertar con el olor del café recién hecho o amanecer con Debussy sonando suave y claro en el equipo de sonido.

Momentazo. Era tan buena tu indiferencia en ese momento que hasta he agradecido mentalmente que ya no cruces la mirada conmigo. Ser pillado hubiera trasformado un momento sublime de un bonito escote – reservado en exclusiva al verano – en un decadente acto de falta de respeto que me hubiera hundido aún más en el patetismo que los días malos me autoinflijo por no comprender nada.

Soñar es de traviesos. Mirar es de humanos.

Banda Sonora recomendada:
“No se hable más” x Los Enemigos – La cuenta atrás (1991)
http://www.seriezeta.com/k/recursos/musique/enemigos.no_se_hable.mp3
En Spotify: Los Enemigos – No se hable más

Lo que dura, dura

Estén atentos: no es lo mismo durar que permanecer. Tampoco es lo mismo permanecer que prevalecer. Affaires semánticos e interpretaciones variopintas aparte, ¿lo permanente es inalterable? ¿cómo se altera un impertérrito? No lo sé. «Yo sólo vine a comprar pan».

Intentando vislumbrar cuánto dura lo duradero nos podemos dar de morros con el “siempre” de toda la vida. Esperanzados e ilusos creemos que la garantía de nuestros actos, relaciones y quehaceres placenteros sobrepasa los dos años que por ley nuestro estado garantiza para el mundo popular, democrática y científicamente conocido como mundo realââ??¢.

La permanencia física no es la mejor muestra de la prevalencia de nuestras mejores relaciones. No por mucho salir amanece más temprano los domingos. Ni con el cambio de hora, sepan ustedes. Cuando compartir tiempo y espacio con alguien se debe a que uno no quiere desdecirse de lo que un día llamó «para siempre» o «yo siempre estaré allí», la permanencia por permanecer se convierte en un acto vacío. Existe pues un pacto de caballeros en el que ninguna de las dos partes dice que preferiría estar en otro sitio. Es que a los traidores se les fusila y eso da mucho miedo, dense cuenta.

Lo que dura, dura y lo que dura me da igual

Cuando «algo huele mal en Dinamarca» sus gentes se suelen acostumbrar al olor. Hacen como si no lo huelen, pero luego en el water, el lugar más íntimo de la sociedad occidental, se dejan llevar por las arcadas acumuladas durante toda una vida de mal olor. Así, nos encontramos con que lo único que realmente parece durar para siempre es el mal olor anejo a los ciudadanos, que hacen como si no les molestase, pero que tiemblan como Sr. Cabeza en el bol si tienen la más mínima sospecha de que alguien va a decirles que algo huele mal.

Así los impertérritos (en el cielo como en la tierra) aprietan los labios para no alterarse ante las obviedades que sólo son obvias para ellos, otros quieren que la garantía que acompaña a lo nuevo se extienda más allá de lo que la dura-lex manda. Donde no hay mata no hay patata y todos nos encontramos en la calle.

Un sponsorizado Bruce Lee decía lo de «Be water my friend». Lo permanente no es inalterable, es adaptable y de ahí su durabilidad. Lo único que hace falta es reconocer que todo cambia, fluye y se transforma. Cuando Dimamarca apesta quizá sea que el perro se ha cagado y que a nadie le apetece recoger sus heces. ¿Alguien ha visto mi kit recoge-caca de gran danés?

Banda Sonora recomendada:

  • Por un amor… x Siniestro Total “Popular, democrático y científico” (2005).
    http://www.seriezeta.com/k/recursos/musique/ST.popdemocien.amor.mp3