La mosca

Patas tengo, que para mí no vendo

El otro día conocí a una mosca verde de la mierda que se había quedado atrapada en un autobús de esos que llaman de línea regular.

Le faltaban las dos patas delanteras de su costado derecho. Por mucho que intentara ir a algún lado, sólo conseguía darse con los cristales de la ventana del autocar.

Cuando llegamos al destino y salí a la calle de la desconocida ciudad, la mosca parecía fatigada.

Supongo que a día de hoy ya estará muerta. Supongo que se habría equivocado de autobús, que igual quería ir al sur.

*Escrito con papel y boli (¿aún existe eso?) en ruta al Hell Dorado un día antes de que Herenvardo escribiese a golpe de tecla sobre sus lepidópteros sureños.

¿Serendipia?… no, sólo ganas de ver casualidades.

Banda Sonora recomendada:

  • “Colecciono Moscas” x Golpes Bajos – “A Santa Compaña (1984)”.

Dedicado al linkado. El mismísmo Sr. Julián nos dio la enhorabuena por el concierto que le dimos mi compadre y yo en primera fila. Seguiremos informando con vídeos, fotos y anécdotas. Así que cuidado, mucho cuidado. Procuren no hacernos enfadar.

6 opiniones en “La mosca”

  1. ¿El mismí­simo Julian Hernandez? ¿ el de menosmal que nos queda Portugal?. áQué grande eres sr.K!.

    Sobre la mosca estate seguro que habrá intentado hasta la extenuación encontrar su hábitat natural. Es simplemente instinto animal.

    Saludos, no sólo escribes tú con papel y boli.

  2. Uno que tu y yo sabemos se encontró en su piso, un dí­a cualquiera, al salir de la ducha, con nada más y nada menos que un montón de moscas gordas negras de la mierda (las mismas que las verdes o azules, pero en su variedad negra).
    Bote de insecticida en mano, contó al final de la batalla un total de 40 cadáveres invertebrados, algunos de ellos moscas no aladas (que también existen en esa variedad), todas ellas gordas y asquerosas.
    Estas no se confundieron de autobús, simplemente entraron sin contrato de alquiler, llegadas de los restos de carne descompuesta que algún vecino incivilizado arrojó por la ventana al patio interior.
    Ellas pagaron por el delito de aquel que no respetaba la comunidad…

    Saludos bzzzzzz!!

  3. Esta mosca ¿irí­a en el autocar por que la faltaban dos patas o subirí­a al susodicho con todas sus extremidades perdiéndolas luego?
    Es importante saber estos detalles a la hora de hacer reclamaciones a la compañí­a de autocares.

  4. Felicidades por las felicitaciones del Padre Damián, y gracias adelantadas por ese pedazo de informe del concierto que nos vas a hacer. Porque nos lo vas a hacer, ¿verdad?

    ¿Serendipia? ¿Casualidad? No: es que viene el verano. Y el verano, aparte de vacaciones y chicas escasas de ropa, es también hordas de moscas enfurecidas, y otros insectos que buscan pelea en general. Sigue mereciendo la pena.

    Salud a los presentes.

  5. Lo primero es lo primero y lo segundo lo siguiente, así­ que gracias a Pedro por descubrirme Los Insectos de Dámaso Alonso. Disfruten de ellos en este enlace.
    No puedo evitar que me venga a la mente la canción Cucarachas de los eternos Leño hablando de estos temas.

    Todos tenemos nuestros más y menos con las moscas y supongo que cuando llegue el verano (aquí­ en la Ciudad Braví­a aún estamos literalemente en invierno, Sr. Herenvardo) además de las moscas llegarán las avispas, los tábanos, los mosquitos…

    Fuimos tocados por la suerte. No hay otra explicación a que el Sr.Julián fuese buena persona con nosotros. Wayne y Garth ya lo decí­an.
    El grupo de Siniestro Total en lastf.com tendrá su crí­tica, fotos y ví­deos. A saber cuándo, pero estará.

    Gracias por participar, hay miles de premios.

Deja un comentario