Olor a orín

En un intervalo corto de tiempo he coincidido con un señor de avanzada edad, con cojera renqueante, nada estilosa, como es la de House, y con un pegajoso olor a orín.

La primera vez, fue de espaldas y en el supermercado como inmediato cliente anterior a mí en la cola de la caja. Con respiraciones sonoras, metía torpemente en bolsas bricks de vino y latas de refresco de cola. Hábilmente, una vez abonada mi compra, me adelanté a él inhalando en profundidad su ácido aroma a orina. Repulsión y condescendencia fueron los sentimientos con los que salí del súper además de la sensación de oler yo mismo a orín. Sensación que me acompañó hasta la puerta de mi humilde morada.

Unos pocos días después, en una de esas visitas que todo hijo debemos a nuestros padres, coincidimos a la entrada del portal. Era reconocible a distancia por sus renqueantes movimientos al intentar abrir la puerta y por su característico olor. Iba a resultar que el señor del olor a orín era vecino de mis padres. “Tan lejos, tan cerca…”. Sostuve la puerta desde desde detrás notando más profundamente su hedor. Como ya hiciera en el supermercado, me adelanté a él tras cerrar la puerta del portal sintiendo de nuevo el ya, a esas alturas, familiar olor pegado a mi cuerpo y a mi pituitaria.

*El Callejón del Pis, entre Laín Calvo y Huerto del Rey, Burgos D.F.

Tras subir los escalones que conducían a los ascensores, llegó la sorpresa. Al verlo de frente, mientras esperaba aguantando la puerta del ascensor, observé su ropa limpia (mejor planchada que la mía) y con buen gusto dentro de la moda para caballeros de cierta edad. Pero, lo que completó el desconcierto fue cuando habló y dijo algo del mal tiempo, influído sin duda por el ascensor con su puerta abierta, siempre deseoso de ser escenario de las conversaciones que llevan su apellido. Detuvo incluso su pesado andar y se apoyó sobre su bastón con solemnidad al comenzar a hablar. Su voz era clara y su mirada inteligente. Nada correspondía con la idea que comunicaba su olor a meados que aumentaba a cada paso que daba hacia mí. Fue una chispa de dignidad, como señor que era (y es, supongo). Chispa al fin, porque su olor nublaba al instante cualquier percepción benévola sobre su persona.

Compartí, hasta el segundo piso, el cubículo del ascensor y me empapé de su esencia úrea. Salió, renqueando de nuevo, a la oscuridad de detrás de la puerta del ascensor, que lo absorvió al instante. No se despidió, supongo que por mi inexistente réplica en la conversación de ascensor sobre el clima. Se fue, pero quedó su entidad. La esencia que perciben los que se cruzan con él. Hasta el sexto piso conviví con la condescendencia y repulsión que ya había sentido antes, pero ahora había una nueva invitada: la desazón. Aunque tampoco duró mucho, la verdad. El hedor no dejaba espacio a la lucidez.

En conclusión, siempre seremos lo que parecemos y, sólo a ratos, conseguiremos ser nosotros mismos.

Banda Sonora recomendada:

  • “Pelo de perro” x La Vacazul – “Pelo de perro” (1998).

*La fotografía que ilustra este texto es del callejón que comunica la Plaza Huerto del Rey con la Calle Laín Calvo en la ciudad bravía de Burgos. Es conocido en ciertos círculos como El Callejón del Pis, por ser el lugar donde los incontinenetes de sábado por la noche evacúan su orina. Característico por su penetrante olor los fines de semana.

Autorretretes II

Segunda entrega de un proyecto que roba el nombre de un singular disco con el que no tiene nada que ver. Lo que se ve es lo que hay: más de un año de autorreratos en W.C.’s por diferentes puntos de España y parte del extranjero. Sr.K acoge una selección del autor.

Disfruten y vigilen sus aseos, puede que se encuentren a alguien haciéndose autorretratos

En casa ajena - Lejona, Bilbao Caixaforum - Barcelona Close To Me - Burgos Edificio Promecal - Burgos Chicago Rock - Burgos

Entrega anterior: [Autorretretes I].

¿Quién anda ahí?

áOiga! Pero, ¿qué hace usted ahí? áAndafuera! tst, tst… !Zape! áOsh, osh! ¿Quién le ha invitado a mirar? Si esto fuera un chou y aquí vendiésemos palomitas, se las cobraríamos a cojón de pato, no le quepa duda. Ah, que pasaba usted por aquí… Por menos se ha empezado una guerra, sepa usted. No, nooo, pero tampoco quiero que se lleve una idea equivocada de este pequeño circo por el que está usted pasando. Sí, porque la vida es circo y sin circo no habría payasos, perdón, clowns.

Y tú ¿qué miras?

No crea usted que esto es pa tanto. Somos un establecimiento modesto, de andar por casa, artesanal y cerramos los fines de semana como buenos cristianos de la vida urbanita. En la pista central puede encontrar un ovillo de lana de pensamientos. Tan enmarañado él que ni los más jóvenes cachorros de gato se aventuran a echarle la zarpa. Aunque siempre tenemos preparados pequeños cubitos de pensamientos condensados en bonitas cajas llamadas Citas K. Pero, lo bueno de verdad, lo más diverso, no está a la vista. Está alrededor, detrás del telón o mismamente debajo de sus narices. Ya le indico.

Será por música. ¿Le gustan los villancicos? Aquí tenemos uno llamado Navidez Rock.

¿Que le va más lo de las fotos bonitas y esas cosas? Pues también tenemos una buena colección de postales a su disposición: Postalesivas. Creo recordar que algún cuadro que otro, también hay por ahí…

Aunque de lo que más orgullosos estamos es de la emancipación del hijo tonto. No se altere. Lo de tonto no es por faltarle al respeto, que es sangre de nuestra sangre, por Diosh. Es porque salió así, a lo tonto… ¿Cómo? Ah, sí, se llama autorretretes y tiene su propio establecimiento en una zona nueva: autorretretes.org

Así que usted más que del internet y esas cosas es de ver la tele y tal. Bueno pues igual lo de ver vídeos le parece interesante. Tenemos una serie llamada VídeoTrayectos… No no tiene nada que ver con Perdidos – ¿qué clase de pregunta es esa? – son viajes grabados con la cámara de un móvil… Bueno, si no, pues pruebe a ver éste; conceptualismo casero, es divertido, ya verá. Y si quiere más, tiene el de los muñequitos y el de el señor de señores haciendo cosas extrañas.

Bien, ¿qué más podemos podemos hacer por usted?… Bien, bien, que usted sólo pasaba por aquí, claro. Pues nada, hasta otra…

áEspere! Mire, aunque no le he vendido nada le voy a hacer un regalo, una cita, que siempre queda bien para escribir en la carpeta del instituto o en un W.C. público: «Hay otros mundos, pero estás en Burgos».

De nada, un placer. Pa eso estamos. Vuelva cuando quiera y visite nuestro bar en el entresuelo.

Banda Sonora recomendada:

  • El circo x Sol Lagarto “Prorrogado” (2007).
    http://www.seriezeta.com/k/recursos/musique/sol_lagarto.el_circo.mp3

Dedicado a H.J. y a los turistas accidentales del DB que ha traído por aquí.

Ciclo completado

El reloj volvió a pasar por su punto de partida hace ya unos días. Una año ha, señoras y señores, que Sr.K comenzó su andadura haciendo alusión a lo pendiente, porque siempre a todos nos queda algo por hacer.

Dicen que los blogs personales están hechos por gente pagada de si misma que sólo busca en los comentarios alabanzas o palabras cariñosas de apoyo y consuelo, por lo del mal de muchos, vaya.

Sr.K a pesar de ser personal, tiene vocación de servicio público, como si de una biblioteca de ideas se tratase. No encontrarán en este blog ni temas de actualidad ni aventurillas cotidianas y no es absolutamente necesario conocer en persona al autor para comprender lo que expresa. Son sólo reflexiones a nivel general basadas en experiencias u observaciones sobre lo que asombra y perturba al autor. No se puede negar que los halagos y parabienes siempre se agradecen, pero no son el objetivo principal.

El fin último de los no-trascendentales por ideología es dejar huella. Dejar huella en las personas y compartirnos con ellas, simplemente porque es mejor compartir a que te hagan estatuas o a que tu nombre sea incluído en los libros de texto. Sr.K no deja de ser una huella en el universo más grande y más incierto que el universo mismo: internet.

Lo que queda

Sr.K aún anda en pañales y sigue creciendo y digievolucionando. No hay futuro concreto sobre cómo seguirán apareciendo los Autorretretes, sección muy querida y cuidada. Hay ideas de dar protagonismo propio a la fotografía que en la actualidad completa con luz y color los textos. También pensamos que Sr.K puede ser buen contenedor de música propia directamente desde el lado sano de mi cabeza además de seguir dando consejos sonoros de los referentes musicales de Sr.K. Sucede, en definitiva, que los elementos que se articulan en Sr.K están pidiendo ser estrellas de cartel y no ser comparsa del texto. Y ya puestos a meter, el único y verdadero objetivo del humano macho, hasta podrían aparecer ¿vídeos?…

El futuro es incierto, pero está sin hacer y en el camino nos encontraremos.

Gracias a todos los señores, señoras, señoritos y señoritas que intervienen en Sr.K. Con ustedes la vida es un poco más dulce.

Banda Sonora recomendada:

  • Castillos x Hank – “áDios mío, Larry…! ¿Qué demonios es ésto?” (1999).
    http://www.seriezeta.com/k/recursos/musique/hank.castillos.mp3

Citas K – Vol. XI

Te recuerdo que la última vez que te fuiste de farra con los compañeros de trabajo una de tus compañeras te dejó de hablar. A ver cuantos más se animan a hacer lo mismo a partir de esta noche.
Cita agorera sobre las situaciones que las fiestas de guardar y el trabajo generan.
Cita que se recuerda siempre con un «ya te lo dije» una vez acaba el periodo festivo.

Banda Sonora recomendada:
“Lo dije bien” x DelTonos – Ríen Mejor (1997)

Dedicado a esos+esa con los que da gusto trabajar ^_^d. El futuro es nuestro.

Casémonos

Sí, quiero. Casémonos mañana. Tú y yo. Bueno, mañanana no, Las Vegas nos pilla un poco lejos. Para cuando quede libre alguna iglesia entonces. Creo que hay alguna por la zona. Pero, si eso, mejor en una de las viejas; son más iglesias que esas que hacen en los bajos de los bloques de pisos. Si parecen peluquerías, por Dios. Es por los abuelos, ya sabes, son muy tradicionales. Además, ¿qué clase de boda sería sin fiestón? Je, je, la última antes de ser esposo y esposa. Je, je… sí…


Es que casarse es lo mejor que te puede pasar. Lo dicen hasta las canciones…
[pulsar+escuchar+gozar]

Es el estado ideal del ser humano y de la sera humana. Lo dice la tele… ya sabes, y si lo dice la tele es que es verdad. Creo que en la radio también, pero ya ves tú ¿quién escucha la radio? ni que fuese un viejo. Y viejos seremos cuando la muerte nos separe. Je, je. Toda la vida. Hasta el final…

Sí, amor, por supuesto, faltaría más (o menos). áQué bonito el amor! ¿eh? y eso a pesar de los años. Sí, como el primer día. Si lo cuidas y alimentas no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Lo decía Eisenstein. Casarnos es lo que necesitamos para olvidarnos de los demás y que la gente no nos moleste y nos invite a sus casas.

La mente centrada en el amor

Nos casaremos, sí, quiero. Sé que el malestar se va a acabar. El matrimonio te hace feliz. Sí, será mágico y especial. Todo desaparecerá de un plumazo y sin esfuerzo. ¿Cómo no lo habremos hecho antes?. Ya estoy nervioso por empezar a ser feliz.

*Que cada palo aguante su vela y que los palos no rompan muchos huesos. Dedicado al primero que se lo pida*