Vacaciones en descompañía

A pesar de que yo aún no te conozco y que tú tampoco me conoces a mí ¿sabes lo que hubiese sido perfecto para esta tarde de vacaciones en esta ciudad extraña?… Que hubieses estado aquí. Sí, que a lo tonto hubiésemos comido de tapas sin pretenderlo. Que abrumados por los vapores del vino y la cerveza y por el empacho de los pequeños bocados nos hubiésemos vuelto a la pensión, con el sol picando en nuestros cuellos a pesar de ser ya finales de verano.

Nos hubiésemos tumbado no muy pegados para no sudar demasiado. En la tele podríamos haber visto un documental que hablaba sobre los pigmentos inocuos en la pintura hasta quedarnos dormidos. Al poco rato, nos hubiéramos despertado. Primero tú, sí. Me habrías besado en ese dulce momento del duermevela en el que la habitación ajena empieza a tomar forma dentro de mi cabeza. Sólo rozándome los labios.

A continuación, nos hubiéramos quitado la poca ropa que llevásemos puesta y podríamos haber espabilado al unísono echando un polvo suave y cariñoso. Al final, desnudos en la cama, abrazados y en silencio tendríamos calor. Te habrías levantado a ducharte y tapándome lo justo con la sábana hubiera zapeado durante un rato.

Habitacion de vacaciones

Podríamos haber ido a dar una vuelta ya refrescados y con el sol más bajo. Hubiéramos disfrutado sintiendo al uno cerca del otro descubriendo a la par con la vista y el oído esta ciudad desconocida.

Ya lo sabes, la perfección no existe y a ti no te encontré en la calle.

Ponferrada – 05.09.07

Banda Sonora recomendada:
Nadie me quiere x Los Enemigos + Raimundo Amador «Se Buscan Fulmontis» B.S.O. (1999).

*Se admiten correciones en los condicionales y subjuntivos. El reto ha sido duro para uno de la Ciudad Bravía.

De la serie Vagar no es de vagos en Sr.K, del lado sano de mi cabeza
[Ver serie completa]

6 opiniones en “Vacaciones en descompañía”

  1. Muy buen post áEnhorabuena!
    Y no sé por qué, me ha recordado unos versos de Neruda:
    «Porque en noches como ésta
    te tuve entre mis brazos,
    mi alma no se consuela
    con haberte perdido»
    Tal vez, el lado sano de mi cabeza esté comenzando a desvariar.

  2. ooooh me provoca admiración la exposición de uno mismo, que eso y no otra cosa es el arte, darte a conocer generosamente,desde el vestibulo al retrete, incluyendo los pasadizos de tus pensamientos.Asi has llegado hasta aqui, otro mundo, sin calles, sin posibilidad de encuentros fortuitos, solo con la compañia de pajaros que tambien hablan de noche (es cierto) de arbol a arbol,invisibles casi siempre porque buscan hojas con su mismo perfil donde ocultarse. Hace solo unas noches me tropeze con una pareja de jabalis a los que deslumbre con mi linterna. Uno de ellos, me miró de refilón saludandome «buenas noches» me dijo le dije y siguieron adelante. Parecian cansados de la gente y del ruido. Perdona que te este dando la brasa pero la culpa es toda tuya.

  3. Mientras tanto, en un incierto lugar de GAMONAL, un noveno, concretamente…

    – ¿Pero esta no es la cama de tu compañero de piso?
    – Tu tranquila, que esta noche no la va a necesitar…

  4. Es cierto, bbbbbuit, que hay mucho pájaro suelto buscando la horma de su zapato, pero como los pájaros no llevan calzado se han de contentar con una hoja que les consuele y les proteja del viento. Los jabalí­s siempre huyen de la gente, pero no pueden evitar hacerse uno con los coches por la noche.

    Sr. Nonsense, en el fondo es agradable que tu cama huela a perfume, aunque no lo hayas podido disfrutar. Maldito sea usted (otra vez).

Deja un comentario