Vagar no es de vagos

Os echo de menos amigos. Hay tantos sitios a los que ir. Tantos sitios que cerrar. Ver que cada bar en el que aterrizo se podría multiplicar por mil. Que daría igual que mañana fuera lunes. Que cualquier lugar, espacio y tiempo sería bueno. Que ahora bebiendo solo, sólo me acuerdo de vosotros.

He conocido mundos nuevos donde hacer lo de siempre. Lugares comunes para otros que podríamos hacer nuestros. Ciudades extrañas en las que sentirnos extraños. Eso sí, todos – o parte – juntos.

Todo lo que no pudimos conocer y compartir en tiempos. Todo el tiempo que nos faltó, ahora, nos faltará para siempre. «Nunca mais», dicen aquellos del oeste. Nunca mais digo yo. ¿Buscar el mismo compartir con diferentes caras? No, pocas cosas se repiten y ninguna repetición es exacta porque el tiempo nunca se repite. Es tan original el cabrón que sólo sabe avanzar. Os echo ahora de menos, amigos. Pero luego, mañana, se me pasa.

El descanso del vagante

Es jodida la profesión de explorador. Es frustrante pensar como hacer saber que aquí y ahora estaríamos a gusto. Cómo expresar que si nos olvidásemos de todo, todos y todas, podríamos recuperarnos mutuamente, aunque fuera por unos instantes. Pero, la vida-rodillo nos ha llevado pegados como un chicle en su girar y girar. ¿Tanto cuesta parar?

Quizá sea por ese movimiento eterno por lo que vagamos, divagamos, nos encontramos y nos alejamos. Porque tenemos mentes diversas y despiertas. Porque vagar no es de vagos, es de vagabundos y en el camino nos encontraremos. Seguiré vagando y acordándome de vosotros en cada venta que pare a descansar. Seguiré brindando p’adentro con vosotros cada vez que en una de esas ventas me haya tomado más de tres cervezas y tenga papel y boli para escribir.

Santiago D.C. – Irlandés La Cava de St. James 01.09.08

Banda Sonora recomendada:
The Wanderer x U2 “Zooropa” (1993).

En Spotify: U2 – The Wanderer

De la serie Vagar no es de vagos en Sr.K, del lado sano de mi cabeza
[Ver serie completa]

4 opiniones en “Vagar no es de vagos”

  1. Me gusta como escribes, dudo si se refiere a una soledad buscada, por circunstancias o forzada.En todo caso, una soledad bien llevada aunque el personaje parece desencantado.
    Al final lo que queda son los buenos momentos del pasado y si uno se sentia mas feliz entonces, en su mano está el seguir buscando lo que añora. Nunca es tarde para empezar de 0.
    Y cuando vuelva a ser feliz, el brindis no será con esa amargura.

  2. Desde la perspectiva de que ningún momento pasado fue mejor ââ?¬â?? el pasado sólo es diferente al presente ââ?¬â?? confieso que este pedazo de vida es sólo un pedazo compuesto por el cúmulo de sensaciones que se suceden cuando uno se aleja de pacederos habituales y descubre que hay otros mundos.

    No creo que sea amargura. Quizá sea más pesadez. Pesadez y algo de recio cansancio de años y años llevando en el equipaje a muchas personas. Como decí­an los abuelos: «You can’t always get what you want / But, if you try sometimes / you get what you need»

  3. Es una suerte que el vagabundeo te inspire tan bien. Vagabundeaba por la Burgosfera y me he encontrado este texto como una joya engarzada entre las otras de tu blog. Aquí­ y ahora, leyéndote, me he sentido muy a gusto.

Deja un comentario